Bikepacking

Muchos me habéis preguntado por las bolsas que llevo en la bici y la respuesta muchas veces os deja igual de extrañados. Es bikepacking. Una modalidad que comenzó hace bastantes años (creo que en USA ó Canadá), para poder viajar con “alforjas” de una manera más ágil.

Prueba bikepacling 090

Bikepacking proviene de Backpacking, que se puede traducir como mochileros, pero con bici. La idea es “empaquetar la bici”  aprovechando la bici como soporte para cargar las bolsas: Bolsa de manillar, de sillín, “energybag” sobre el tubo horizontal, o aprovechando el hueco del cuadro para hacer una bolsa de cuadro “framebag” (generalmente a medida). Si se necesita más espacio hay portabidones adaptados para poner en la horquilla (patente de Salsa; Anything Cage), y cualquier invento que se te ocurra para llevar las cosas atadas al cuadro. Como recurso de espacio también está la mochila.

Es una modalidad más pensada en montaña, ya que permite mantener más nerviosa la bici y “más fina”, para poder llevar la bici cargada y circular por estrechos senderos.

En carretera se ha introducido algo más tarde, y se aúna muy bien con la filosofía randoneeur clásica. Lo viejo con lo nuevo. De siempre se han usado bolsas de manillar y bolsas de sillín amplias. Ahora se buscan nuevos diseños para optimizar la aerodinámica, la capacidad, impermeabilidad… y la ligereza. La obsesión final de todo Bikepackero.

3

Yo comencé a mirar hacia el bikepacking a raíz de la TransAm y de las Brevets de más de 1.000 kms donde es necesario llevar una muda y algo de ropa de abrigo. Rutas donde incluyen dormir de noche (y no hacerlas del tirón, como puede ser el caso de las Brevet 600). Algo que ya no cabe en la bolsa de manillar. Es necesaria una mochila o “empaquetar la bici”.

Como ciclista alforjero y de ruta, me surge el interés del término medio entre el viajar alforjas (y todo lo necesario para no necesitar nada más que comida) y nada más que las herramientas básicas, lo necesitando volver a casa tras una jornada de ruta.

Para mi el bikepacking supone un cambio importante, casi filosófico de entender el viaje.

Viajar ligero para afrontar un largo viaje.

Ese es el quit del bikepacking. Llevar lo mínimo imprescindible para poder hacer (muchos) kilómetros. Hay que renunciar a muchas cosas, pero la mayoría son más psicológicas que necesarias. Te replanteas muchas necesidades. 


1

Dejas atrás la seguridad de la tienda de campaña, el hornillo de gas, la ropa de calle… y transformas otras, como el saco de dormir o la esterilla en busca del menor peso y sobre todo volumen.

A la vez, ganas en autonomía, siendo más rápido y ligero puedes abarcar más kilómetros, en sensaciones con la naturaleza, al estar más expuesto y en libertad, al estar aún más sólo.

Lo malo, que estás más expuesto a las inclemencias del tiempo y pierdes alguna comodidad.

6

Algunas tiendas donde comprar bolsas y accesorios de Bikepacking:

En España:

En Europa:

En America:

Anuncios